Bienvenidos

CRECIENDO EN NUESTRA SALVACIÓN

 

 

La buena dádiva de Dios hoy es vida; ya que usted como Yo que tenemos vida, podemos decir: Dios a ti sea la gloria y la honra, seamos agradecidos para con nuestro Dios que en su misericordia nos bendice y nos colma de su gracia;  pueblo de Dios disfrutemos de esas buenas dádivas que Dios nos da hoy, Amen.